sábado, 7 de noviembre de 2009

Pobres desgraciados, nunca sabrán la fortuna de uno al mirar a los ojos del otro.

3 comentarios:

NoNo Liddell dijo...

Ains, ya sabes que no puedo decirte nada.
Eres un encanto!! (L)
Y ella una afortunada..!! :D

Sebas dijo...

buena reflexión..

Alury dijo...

Yo vuelvo a sentir cosas así. Aunque no por mucho tiempo, pero lo estoy exprimiendo al máximo.

Que vivan las becas Sénecas!!!!!

Un saludo