martes, 4 de agosto de 2009

Puntos suspensivos nº 11

Describir sensaciones siempre es díficil, intuitivamente todos las conocemos pero materializarlas con los dedos en un teclado o la tinta en un papel resulta cuanto menos difícil. Puedes leer un poema de Neruda y conmoverte o entristecerte (depende del poema), pero ni por asomo pienses que has llegado ha sentir una ínfima parte de lo que el poeta ha plasmado. Ni siquiera hay una interpretación universal de cada poema (bueno quizá una elegía queda bastante claro) eso sería aburrido ¿no?, no cabrían opiniones si todos llegasemos a la misma conclusión de una misma poesía. Y no me quedo solo con la poesía, el arte, el cine... ¿cuantas veces te han dicho esta pelicula está muy bien y luego te ha parecido una mierda?. Arte, todavía no comprendo a Andy Warhol, pienso que su arte esta sobrevalorado, pero es mi opinión, el hecho es que tiene infinidad de seguidores y se le respeta como artista.

En fin, volviendo a las sensaciones, ¿quien se atreve a describir el enamoramiento? No es para nada fácil de explicar, en ocasiones resulta hasta injustificable, me ha pasado en ocasiones ver a alguien enamorado de otra persona y no encontrarle explicación, los llamados flechazos, esos amores que entran por los ojos, el resto se crea por expectativas y fantasías. En ocasiones, digamos el 15% (si pones un porcentaje quedas como Dios) las dos personas entran en el mismo estado y consuman sus perspectivas. Pero la mayoría de veces solo es una de las dos personas la que entra en ese estado de embriaguez emocional. Dicha persona tiende a retorcer las palabras de la otra para que sean acordes a consumar su sensación, a interpretar los gestos como un mapa que dispone su aventura amorosa. Lo que este/a iluso/a no sabe es que tan solo el 5% de las ocasiones (¡yeah!) se llega a lograr tal peripecia, lo que nos lleva al llamado...amor no correspondido. Dramático, las niñas góticas escenifican muy bien este tipo de amores, lo curioso es que a todas les pilla con el rimel, con lo que en vez de una chica llorando parece un brote de un pozo petrolífero, pero al margen de esta imagen comercial, el desamor es la falta del sentimiento y afecto que inspiran por lo general ciertas cosas (genuino RAE), o sea el te quiero como amigo, no eres tu soy yo, tu para mi eres como un hermano, lo nuestro nunca funcionaría, este de al lado es mi novio, ¡quita bicho!... el amor no correspondido es en definitiva el que te hace sentir como una puta mierda, el más común de los amores, por el que todos pasan pero el cual no te explican porque ni siquiera sale en las películas, es como una partida de poker en la que pierdes todo, la frustración de no poder seguir intentándolo, de tener que asimilar que no aspiras a nada con esa persona.

¿Y que nos queda? Bueno, a las niñas góticas subir fotos al tuenti en estado antes descrito. A mi personalmente, Ron-cola y la canción que mejor explica el desamor.


6 comentarios:

¿Quienes somos? dijo...

Aquí te dejo un par de frases:

Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz.

George Sand
__________________________________

Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor.

Amado Nervo

Un gran gran gran abrazo

Alury dijo...

Ayyy... ¡Qué oportuno eres! XD

Lunthabereth dijo...

Me encantan tus muletillas =D
(quita bicho! xDD)

Como bien dices.. es algo por lo que hay que pasar, esa sensación que parece que arrasa con todo lo demás. Gracias a dios, se acaba pasando. No obstante, te diré que una vez has conocido el amor, no olvidas nunca a esa persona, por mucho tiempo que pase, por muchas personas que conozcas, por mucho que te enamores mucho mas de otras muchas personas (muchos muchos?)

Por cierto, pobres niñas góticas!!
No te excedas con el Ron-cola ;P




Saludos, muchos besos y mil abrazos!

Sebas dijo...

brugal cola para el caballero? quiere limón exprimido?

jhawk dijo...

Jope Luntha, mira que me cuesta dar la razón pero esque la tienes toda, como el primer amor no hay ninguno, de hecho a mi todavía me pesa, para bien o para mal.

Lunthabereth dijo...

Suelo tener razón...

[Es irónico que no sea cierto..
Pero me encanta esa frase]