miércoles, 17 de diciembre de 2008

Navegar (puntos suspensivos nº 7)

Creo que soy un poco marinero...

al fin y al cabo la vida es un mar tan bravo e inmenso, y mi bote tan pequeño...
siempre tengo que estar reparándolo o cambiando de rumbo, siempre intentando buscar un sitio donde el agua este menos salada, donde se encuentre esa sirena, oh! esa sirena, cuyos ojos sean las redes y sus besos el anzuelo, que me haga sumergirme con ella a lo más profundo del océano y no tener que volver a la superficie nunca mas, no necesitaria ya aire, porque habría encontrado otra forma de respirar.

Si, creo que soy un poco marinero...

3 comentarios:

Dulce Tox dijo...

Todos somos un poco marineros. Al fin y al cabo, aunque no nos guste reconocerlo, la marea de la vida nos lleva donde quiere, y nosotros solo seguimos la corriente.
Somos peces que seguimos al banco, y ojo al que quiera ir por su cuenta, que hay mucho tiburon suelto sediento...
Un besazo enorme y me alegro de que actualices... Muak
PD: cuidado con las sirenas, que como en Ulises, su voz dulce era solo un reclamo engañoso...

.vєяi. dijo...

pero tú no te vas a undir nunca, Qe yo n te voy a dejar ^^


por si se me olviida, pasalo bien en vacaciones =)

Amelie dijo...

Como te han dicho más arriba, todos somos un poco marineros.