domingo, 13 de abril de 2008

Crónicas de un concierto Hardcore

La canción empieza a sonar, algo dentro de ti salta y no puedes evitar hacer lo mismo con tu cuerpo.


La adrenalina corre por tus venas como una descarga.


Bailas, o al menos eso te parece.


Fluyes con la música, pero a ritmo de agua en ebullición.


Un golpe fuerte de más te espabila y te saca del bullicio, te ríes un instante y vuelves a la carga.


Coreas la canción con la garganta casi ardiendo.


Saltas, empujas, gritas y la música sigue sonando sin dejar tregua.


Cuando acaba la canción estas molido pero a la vez extasiado.


La cabeza te da vueltas y estas empapado de sudor.


Es entonces cuando suena la siguienta canción...

6 comentarios:

Sebas dijo...

yo soy el rey de la barra, solo me muevo cuando es un balie "apretao" sjjsjsj

saludos.

libra dijo...

Es cierto...qué momentos!!!! Viva la música
Saludos

Naxyr dijo...

nah, nietzsche no tiene nada que ver...pero verdaderamente lo creo..la muerte es mas pura k la vida!

Miau dijo...

Yo hace ya un año y pico que no voy a un concierto, la última vez que fui estaba embarazadísima, y todos miraban mi tripa mientras bailaba, cantaba, saltaba,... Así me ha salido la niña... jajaja.

Blimunda dijo...

He llegado hasta aqui de blog en blog, supongo que como todo el mundo. me ha hecho gracia lo del concierto de hardcore, me he sentido identificada. soy de esas personas que adoran ir de conciertos y sobre todo de metal, trash, punk, funky etc. así que soy de esas que no paran en todo el rato, salto, doy golpetazos (ejem), bailo, canto. El próximo será Hora Zulú, más metal-hiphop :P

saludos

Anónimo dijo...

holas me parece muy bueno que escribes ..espero que me puedas ayudar a hacer una cronica de un concienrto es--quiero que sea de 3 hojas porfis ayudamen ....cualquiero csa te dejo mi msn jonatanv@hotmail.com